Ripple una criptomoneda atípica con una gran capitalización

En el sistema bancario tradicional existe una red jerárquica que va desde los bancos centrales hasta los usuarios de servicios bancarios pasando por los intermediarios financieros que los bancos convencionales que canalizan el dinero desde el banco central a sus clientes normalmente en forma de préstamos y créditos. Los métodos de pago y transferencias requieren de estos intermediarios para ser realizados pasando la titularidad de los fondos de un banco a otro entre titulares. Esto implica tener una ruta prefigurada de pago que funcionan como puntos de control para ejecutar y validar la operación.

Durante la segundo década de este siglo, numerosos bancos han tratado de crear una estructura del sistema de pagos y compensaciones internacionales más dinámica, eficiente y rápida, incluso intentaron crear divisas digitales para facilitar ese proceso sin mucho éxito dado que se incurría en el “doble gasto”, con lo que varias personas se podía usar dos o veces o mas los mismo fondos.

En 2012, una compañía llamada Ripple Labs, creó el proyecto XRP Ledger, para ayudar agilizar los pagos entre usuarios y poder sustituir al SWIFT o BIC en los pagos internacionales transfronterizos, que es capaz de enviar 24 millones de transferencias diariamente pero que puede contener brechas de seguridad, tiene poca escalabilidad y de grandes costes de transacción y es que se trata de un sistema que se lleva utilizando desde 1974. Actualmente el sistema Ripple está siendo usado, principalmente por los bancos como una red interbancaria para realizar para solucionar estos inconvenientes del Sistema Swift como plataforma internacional de pagos monetarios internacionales.

Muchas entidades financieras, instituciones y fundaciones se han unido a este proyecto dotandolo de una gran presupuesto para hacer la red interbancaria más eficiente y moderna hasta entonces. Este sistema le permite realizar pagos y compensaciones de fondos sin tener que recurrir a los bancos centrales siendo una tecnología de contabilidad distribuida o “DLT - Distributed Ledger Technology”, permitiendo realizar más transacciones por segundo y más eficientemente que el obsoleto SWIFT.

Pero como siempre hay que distinguir la tecnología de la criptomoneda, Si Ripple (XRP) es la criptomoneda que se ejecuta sobre la plataforma Ripplenet, el XRP ledger es de código libre o abierto y no está basado en el blockchain de Bitcoin o Etherium y la plataforma Ripplenet funciona bajo el protocolo de XRP ledger. Ripplenet es una empresa privada que posee la plataforma de pagos digitales y la criptomoneda Ripple(XRP). Mientras que los bitcoins y los etheriums se tienen que minar, en el caso de Ripple no es así ya que los 100 mil millones de unidades se crearon por la empresa desde el principio. Y se estima que la empresa posee más del 50% de esta emisión inicial, lo cual está concentrado en poca manos (los CEO y los ejecutivos de la empresa) y por tanto ellos controlan el precio a ultranza. Esto dos detalles han favorecido las críticas al estimarse que no se trata de un sistema muy descentralizado, sobre todo teniendo que en cuenta que los nodos los selecciona la empresa emisora de los Ripple.

Así RippleNet es una plataforma RTGS (Real-Time Gross Settlement o “Compensación Bruta en tiempo Real”) que posibilita pagos monetarios instantáneos globalmente en la que se puede usar virtualmente cualquier divisa o cripto aunque la criptomoneda nativa sea el Ripple, y esto es lo que realmente es revolucionario.

En resumen, Ripple es una plataforma global de pagos y un sistema de compensación de liquidaciones que pretender resolver los enormes costes bancarios y la ineficiencia y lentitud del sistema SWIFT basada en una tecnología de Ledger Distribuido P2P permitiendo a actores funcionar como bancos para realizar pagos entre sí sin necesidad de contar con un tiempo estipulado para la confirmación de envios.

Este sistema cuenta ya con el apoyo de muchos bancos y empresas de envio de fondos, como MoneyGram, el banco Santander, American Express, UBS, e incluso firmas de auditoria internacional como Accenture y Standard Chartered.

Pero, ¿como funciona el sistema Ripple?

El sistema para realizar transacciones es muy simple, tan solo hace falta que los bancos en cuestión sean nodos de Ripple y formen parte del sistema DLT (Distributed Ledger Technology). Como los ripples están disponibles instantaneamente, viajan de banco a banco instantaneamente tras ver que hay suficientes fondos en la moneda fiat en cuestión, validandose la operación por parte de los dos bancos que representan los nodos del sistema. 

Asi podemos enumerar las siguientes ventajas considerables:

  • Costes de transacción estándar, cobrandose una comisión muy baja y fija que ronda el 0.00001 XRP.
  • En unos 4 segundos llegan los fondos a su destino frente a Etherium que son 2 minutos y bitcoin que son 10 aproximadamente.
  • Gran aceptación y adopción casi masiva por parte de las instituciones financieras mundiales.

Como hemos dicho antes, la parte negativa está en la concentración del proyecto en manos de la empresa Ripple Labs que puede tener un 55% de dominancia de la tecnología y control sobre ella, por lo que no se trata de un sistema muy descentralizado, y por otra parte hay otras criptomonedas también muy eficientes que busca el mismo objetivo que Ripple, se trata de Stellar Lumens.

Para poder adquirir Ripple es necesario comprar bitcoins o etheriums en cualquier plataforma exchange como puede ser Binance o OKEx para luego hacer el intercambio por ripples y poder tenerlas en cartera como una criptomoneda muy interesante.

Destacar que ocupa el 4º puesto en el ranking por capitalización en el CoinMarketCap, dado su enorme adopción por parte de las entidades financieras, pero que tiene un precio un tanto estable que a fecha de hoy ronda los 0.185 USD. Dado que su mayor cotización fue 3,84 dólares en enero de 2018, estamos ante una moneda muy interesante de incluir en nuestro portfolio.

Este artículo se actualizó el julio 3, 2020