¿Qué es el Cripto-Yuan y para qué se esta creando?

China lanzó en mayo de este año una plataforma nacional de Blockchain que llevará a la introducción de una criptomoneda estatal nacional. De hecho los primeros pagos de prueba se llevaron a cabo el pasado julio dentro de su testnet.
Fuente: bitcoinist.com

El gobierno de Pekín tiene serias intenciones de este proyecto que se está haciendo realidad a pasos agigantados dado los medios que tiene el gobierno chino. Aunque el Banco Central Chino no ha dado una calendario de implementación oficial, se espera que el lanzamiento total ocurra a mediados de 2021.

Esto supondría la primera criptomoneda oficial, regulada y de curso legal en el mundo, con el respaldo de la que será la primera potencia económica del mundo muy pronto.

Esto supondrá un cambio financiero global del sistema. Muchos países le seguirán e una era de criptomonedas oficiales, que afectarán al sistema monetario internacional y en particular el cripto-yuan puede en el futuro minar la dominancia del dólar y el euro en los pagos internacionales, que no solo tiene connotaciones económicas sino también geopolíticas a escala mundial.

Es prácticamente inevitable que otros países hagan lo mismo para crear un contrapeso económico, de forma que ya se está hablando de un cripto-euro y por supuesto la Libra se postula como una cripto asimilada a un cripto-dólar. De hecho unas de las causas por las que China aceleró su programa para crear su cripto fue el anuncio de Libra por parte de Facebook para crear su criptomoneda aunque el gobierno americano le puso freno en un principio. Ahora tendría el visto bueno de la administración Trump para también relanzar este proyecto americano de su propia criptomoneda.

Pero, ¿qué es el Cripto-Yuan?

En realidad China lleva desarrollando el blockchain como base de su propia criptomoneda desde 2014, de forma que el gobierno chino asignó más de 45 mil millones de dólares al proyecto. De hecho hay ya más de 84 patentes solicitadas en China en relación con la tecnología blockchain para acometer el proyecto.

Fuente: diem25.org

En octubre de 2019, el presidente Xi Jinping anunció que el desarrollo de las tecnología blockchain es una prioridad nacional para el estado e hizo un llamamiento a los técnicos del país para desarrollar rápidamente esta área.

En abril de este año, China lanzó la plataforma nacional del Blockchain, como base para los cimientos de una criptomoneda propiedad del estado llamada DCEP - Digital Currency Electronic Payment (Pago Electrónico de Moneda Digital). Sin embargo, esto no funcionará solo en el blockchain, sino que también tendrá lugar en dos fases: desde el Banco Central a los bancos comerciales, y desde estos, serán puestos en circulación.

Cuatro bancos estatales de China emitirán las criptomonedas: ABC - Agricultural Bank of China, ICBC - Industrial and Commercial Bank of China, el Banco de China y CCB - China Construction Bank

De hecho el último banco de los mencionados, ya ha abierto una cripto-wallet para alojar los cripto-yuanes en agosto pasado y ya se puede solicitar en la app. del banco tras el registro y el KYC pertinente, aunque en principio esté disponible para ciudadanos de China, Macao y Hong Kong. Actualmente la wallet soporta recargas de balance y tarjeta prepago, el escaneo de código QR para pagos a la vez que transferencias interbancarias.

Habrá dos tipos de cripto-yuanes: para la banca comercial y para los individuales y entidades legales.

El gobierno chino quiere garantizar también la liquidez del cripto-yuan con dinero efectivo en circulación y los agentes económicos del país prometen una sólida garantía de liquidez del sistema. El cripto-yuan tendrá una paridad 1 a 1 con el yuan oficial normal.

¿Cuál es la razón por la que China decidió lanzar una criptomoneda estatal oficial?

Desde hace ya muchos años, y dado el desarrollo de la minería del Bitcoin en China, siendo el primer productor mundial de la principalmente criptomoneda, no es de extrañar que el gobierno chino haya observado como se ha desarrollado esta industria, y sobre la marcha haya tenido políticas con diferente postura (en contra y a favor) de estos desarrollos.

Como se ha dicho antes, ya China empezó a crear desarrollos de la tecnología blockchain, sobre todo desde 2014, como base para la creación de una criptomoneda que pueda sustituir o al menos competir con fuerza contra el Bitcoin y por supuesto contra la supremacía del dólar americano en el contexto financiero internacional.

En el último año, lo que parece haber hecho redoblar estos esfuerzos por parte del gobierno chino para acelerar su proyecto cripto, fue el anuncio del lanzamiento de la Libra de Facebook allá a mediados del año pasado, como proyecto de una criptomoneda centralizada que se pueda ofrecer a los más de 2.700 millones de usuarios de Facebook en todo el mundo, con lo que tendría una penetración global tremenda desde el primer momento de su lanzamiento.

Fuente: ledgerinsights.com

De acuerdo con declaraciones del CEO del Banco del Pueblo de China (PBoC - People’s Bank of China), Zhou Xiaochuan, el lanzamiento de la cripto Libra puede ayudar a desarrollar los sistemas de pago de muchos países, sin embargo plantea una amenaza para el sistema de pagos trans-fronterizos que podría debilitar las monedas nacionales. Este ejecutivo bancario, plantea la necesidad de un Yuan más fuerte a través de la ejecución del proyecto de crear una versión criptográfica de la moneda nacional.

De no ser por la pandemia del coronavirus, China hubiera podido lanzar su cripto mucho antes ya que se esperaba durante el primer semestre de 2020. Se ha pospuesto su lanzamiento al final para un año después, durante el primer semestre de 2021, aunque las primeras pruebas ya se están realizando durante el último trimestre del presente año. De hecho el primer sector que está sirviendo de campo de pruebas es el de la distribución de alimentos a través de gigantes del sector como Meituan Dianping y Tencent Holdings Ltd., como un primer paso para la adopción masiva en todo el país.

Ante el contexto de la creación de grandes criptomonedas apoyadas por los estados más importantes del mundo, EE.UU, la UE, y Rusia, es inevitable que China haga lo propio, y que esto se convierta en una carrera sin precedentes en el panorama económico mundial. La creación de un Cripto-Yuan es inevitable y es el proyecto más avanzado de todos tanto en calendario como en recursos financieros para acometerlo sin demora.