El mercado digital de los NTF

Los NFT responden a las siglas Non Fungible Tokens, Tokens No Fungibles. Se trata de una forma diferente de crear valor con respecto a las criptomonedas clásicas como el bitcoin, etherium o litecoin a los que se les llama “Fungibles”, es decir divisibles e intercambiables. Por contraposición entonces estamos ante activos digitales cripto que NO son divisibles e intercambiables porque son únicos.

En los últimos años se han creado estos activos digitales “singulares” porque tienen la particularidad de poseer información única que se registran en contratos inteligentes (Smart Contracts) y que están vinculados a activos o productos igual de singulares como puede ser objetos coleccionables, patentes, licencias de software, tickets deportivos, propiedad intelectual, derechos de autor o royalties, etc. Esto hace a estos tokens especiales y no fungibles y necesitan contratos inteligentes diferentes a los que están basados los tokens utility o security, es decir basados en ERC-721 o ERC-1155 en vez de los típicos ERC-20 correspondientes a tokens fungibles (Etherium y sus smart contracts).

La creación de estos contratos para NFT se inició con el Blockchain de Etherium usando el citado protocolo ERC-721, pero hoy en día blockchains como el de TRON, EOS o NEO pueden crear estándares NFT.

Ejemplo de este tipo de tokens NFT basados en ERC-721 es el caso de LAND, en el que cada LAND plantea una parcela virtual única en un mundo virtual, lo cual se puede comprar y vender estos tokens como si se tratará de objetos físicos. Este tipo de tokens no se puede comercializar en las casas de cambio típicas, sino en “Bazares digitales” o en aquellos entornos creados para ello en el Blockchain del NFT en concreto.

Lo útil de este tipo de activos es que hace rastreable y transparente la información sobre el activo representan que puede corresponder a una propiedad total o parcial sobre los mismos, es como un título de propiedad con total información de lo que representa. Dentro del contrato inteligente de ese NFT viene registrado la identidad del propietario de una manera inmutable e incorruptible, una descripción de los poseido y el porcentaje de propiedad que tiene cada usuario si pertenece a más de uno.

Los NFT o Tokens No Fungibles son tokens NO divisibles NI intercambiables que son representaciones digitales de activos únicos y que contienen información incorruptible y la propiedad total o parcial de esos activos, para su trazabilidad y verificación de autenticidad.  

Los activos que pueden tener un reflejo en los NFT, pueden ser obras de arte, entradas de fútbol, avatares o accesorios de videojuegos, patentes, propiedad intelectual, etc, cualquier activo tangible o intangible susceptible de poderse vender en el mundo físico.

La particularidad de ser NO Fungibles, hace a estos token coleccionables porque no se pueden conseguir tan fácilmente como comprar BTC, ETH o LTC, y por eso puede hacerlos subir de valor.

Su origen vino principalmente de un juego creado en el blockchain de Etherium llamado “Cryptokitties” en el que se podía criar “virtualmente” gatos (lo que recuerda a los “tamagotchi” de la década de los 90 comercializado por Bandai) de manera que cada uno llegaba a ser diferente de los demás y por tanto irrepetible y único, lo que le hacía que no pudiese ser intercambiado por ningún otro.

Los mismo ocurre con los avatares de personajes o especímenes de los videojuegos que llegaban a ser muy complejos con ciertos poderes o cualidades especiales y que son vendibles y comercializables en un mercado específico.

 

 

Mercados específicos NFT

Par a la comercialización de estos tokens es necesario crear mercados especiales ya que no se pueden usar casas de cambio. Un ejemplo lo tenemos en el entorno Crypto Art como una comunidad de usuarios interesados en ofertar y demandar arte a través de estos NFT tokens de forma muy eficiente, de manera que está sorprendiendo a la comunidad cripto la forma en que se están realizando las compraventas.

Existen entornos para crear mercados o marketplaces diseñados para vender nuestros propios NFT, un ejemplo es “Opensea” en el que se pueden crear mercados personalizables para nuestro proyecto NFT donde podemos además configurar estadísticas, informes analíticos y generar también ingresos derivados del comercio que se pueda derivar.

La conjunción de las aplicaciones descentralizadas en ETH “Dapps” y los NFT se está demostrando como un mercado muy interesante derivado de las criptos con desarrollos únicos muy originales y útiles en los casos descritos.

En definitiva, cada vez se están agregando más proyectos NFT al mundo Cripto como representaciones digitales de cualquier cosa que se conciba como única, tenemos el caso de los diamantes que no solo se consideran eternos sino que al tallarlos no hay ninguno que se parezca a otro.

 Y es que se puede tokenizar ya cualquier cosa.